Nierika

Renaces (1989)
 
Habitas,
como parte de mi propio ser
en mi mente y en mi vida,
cada día
un color distinto te recuerda
y renaces,
cual si fueras capullo y mariposa
renaces
cual si fueras vida que en mi cuerpo
muere y vuelve.
 
Llenas,
con tu imagen lejana mis días
sonrisa hechicera que me alienta
a enfrentarme de nuevo a la vida,
y renaces,
cual si fueras llama viva que al viento cede su luz
renaces,
cual manantial de agua clara
que mata mi sed y me hostiga.
 
Recuerdo sutil que me llena la vida,
renaces,
cual promesa que afirma que volveré
y queda por siempre…
incumplida.
 
Carlos Fernández Peña
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s